lunes, 24 de junio de 2013

El poder de un aspecto prolijo



 ¿Le ha pasado esto alguna vez? : Usted está impecable, tiene el pelo, el maquillaje, todo en concordancia y en su lugar. A medida que avanza el día, va notando que tiene una especie de “imán” con la gente. Hasta las personas desconocidas que se cruza ese día, van hacia usted y comienzan la conversación como si fueran viejos amigos. Los hombres salen a sostenerle la puerta… y apenas cuando comienza a sentirse realmente bien, sucede: la mirada desaprobatoria.

Usted sabe de lo que estoy hablando. Cuando menos lo espera, alguien le da una mirada tan despectiva que si las miradas pudieran matar, ¡estaría muerto al instante!

Se preguntara inmediatamente que es lo que esta mal… ¿la blusa demasiado escotada? ¿La falda demasiado corta? ¿Su ropa un poco pasada de moda?
Si puede responder en forma honesta, que su imagen esta totalmente adecuada y bien, hay entonces solamente una respuesta posible: esa persona se sentía amenazada.
¡Note que hasta incluso logro conseguir una mirada desaprobatoria!  
Esa es la energía de la imagen. Y una vez que aprenda a manejar esa energía, puede ponerla en marcha para conseguir lo que desee: el trabajo de sus sueños, sus aspiraciones o la clase de prestigio que siempre quiso.  La autorización de los otros no es en sí una meta, pero sin duda será un subproducto de su propia imagen.

Tenga en cuenta el enorme poder que genera con su imagen a su alrededor, cuando durante todo el día logro generar un "imán en la gente" Esto es debido a algo llamado "ley de la atracción”. Y por esta ley es que el Universo entero se rige y fluye.
 

Los estudios han demostrado que incluso los chicos pequeños dibujan a los seres humanos con un aspecto estético que satisface.



Más allá que sea justo o no, la gente atractiva tiende a conseguir un tratamiento preferencial toda su vida: más atención en la clase, más posibilidades en el mercado laboral, etc. Si uno piensa, la mayoría de los famosos, por ejemplo, tienden a ser personas atractivas.
Me refiero a atractivas, no lindas necesariamente.
No tiene que ser magnífico para que se lo considere atractivo. No tiene que tener un gran cuerpo, una gran figura, o una cara bonita.

Todo lo que necesita es vestirse para sentirse atractivo, y eso solo hará atraer mucha atención de su entorno.
Recuerde:
uno le esta marcando a los demás a través de su imagen que lo traten como uno se trata a si mismo.  

Si se toma el tiempo de arreglarse adecuadamente y ponerse ropa prolija, bien planchada y su presentación es impecable, le esta diciendo a los otros que usted es digno de tiempo y confianza, de esfuerzo, que usted es importante y que tiene una energía especial.  

Si usted tiene confianza en si mismo, otros pondrán su confianza en usted

Si, por otra parte, se viste descuidadamente o usa ropa que no es de su talle, desgastada o desprolija, estará comunicando que es una persona descuidada (no es cuidadoso ni con usted mismo) o que tiene una autoestima baja. Los demás sin conocerlo responderán esquivándolo o no tomándolo en cuenta
Incluso muchas veces la gente tiende a hacer esto mismo si ud tiene tiene más dinero, más educación, o más talento que los demás.  ¿Es injusto? ¡Por supuesto que lo es!
Pero es una realidad y es bueno saberlo para poder manejar esas situaciones y saber como actuar, sobre todo sin que nos afecte nuestra autoestima.

Si nunca detecto esto en la gente o piensa que no es así, haga la prueba de observar un rato a la gente y vea cómo se comporta, (por Ej. en un shopping, en donde hay gran concentración de personas) y saque sus propias conclusiones.
Casi siempre, la gente bien vestida y arreglada recibe un tratamiento preferencial. Es un fenómeno social muy interesante y curioso.


¿Y en cuanto a las miradas de desaprobación? … Siempre conseguirá ése tipo de miradas de la gente que se siente amenazada por usted de cierta forma, ya sea porque es más joven, más viejo, tiene una figura más agradable, tiene pelo mejor, ropa de calidad, etc., etc. Muchas veces es porque tiene el marido o la esposa que otros desearían tener o la felicidad que ud tiene en su vida.
Trate de no hacer caso de estas miradas. Nadie puede agradar a todo el mundo, así que sea usted mismo, pero con inteligencia y estrategia para moverse.
Focalícese en sus metas y vístase apropiadamente para conseguirlas.

Una imagen prolija y cuidada es una herramienta de gran alcance en su arsenal del éxito, así que no dude en utilizarla. Aunque eso incluya que de vez en cuando se tope con esas miradas feas.
   

Maria Pía Estebecorena

3 comentarios:

mnlconsultora dijo...

Excelente nota y muy cierto todo lo expuesto!

mnlconsultora dijo...

Excelente nota y muy cierto todo lo expuesto!

mnlconsultora dijo...

Excelente nota y muy cierto todo lo expuesto!